miércoles, agosto 29, 2007

remolino

¿Qué habrá sido de ellos? ¿Qué habrá ocurrido en sus vidas después de esa tarde? ¿Les habrá pegado igual que a mí? ¿Habrán modificado sus pensamientos, sus vidas? ¿Qué habrá sido de sus vidas? ¿Les habrán retumbado en la mente esas palabras, esa clara exigencia de que permaneciéramos juntos? A veces me acuerdo. Y creo que te fallé. Y les fallé. Y me fallaron. Será lo que sea, pero no fui yo quien decidió alejarse. Y a veces me mata la curiosidad. Y me pasa por la mente cumplir eso que tú querías. De vez en cuando me vuelvo a pensar hermana. Muy seguido me duele y no me atrevo a reconstruir caminos. ¿Se preguntarán qué habrá sido de mí? Porque mi vida sí se trasformó. Y aunque no los necesito para respirar y aunque ahora que no aparecen por los rincones respiro felicidad, daría lo que fuera por reencontrarnos en la unidad que nunca fuimos, porque algo de ti vive en cada uno de nosotros.

2 comentarios:

Sette dijo...

hay que dejar que la misma vida nos reuna en el momento indicado.

Un beso y mi más sincero deseo de que vivas ese tiempo de unión que prometiste propiciar.

DorisFM dijo...

Gracias, Sette.