miércoles, diciembre 26, 2012

Treinta y uno

Cumplí 31 años justo el 21 de diciembre. Esto puede prestarse a varias intepretaciones:

1) La multitud estaba tan pendiente del fin del mundo, que olvidó pequeñeces como el segundo escalón en los "tas" de quien esto escribe. Vaya manera de robarme la nota, ash.

2) En realidad, todo fue un magnífico plan para generar expectación en torno a la fecha y... taratatán, cumplir años ese día... como cada año, desde 1981, doble ash.

3) La coincidencia con el 13 Baktún y la nueva época y así resulta una gran oportunidad para convencer a todos de que soy la elegida y podré conducirlos a esa nueva época, entre divagaciones, chocolate y vino tinto.

4) Da lo mismo, el 22 de diciembre amaneció igual de frío, con harta desigualdad en el mundo y, además, la tos no me ha dejado en paz.

5) Será una nueva época, será el inicio del invierno, pero el cambio verdadero está en nuestras manos... ay, no, ése fue un lema de una campaña política... perdida.

6) Seamos escépticos, no hay conexión entre una cosa y otra.

7) Seamos claros, no sé si soy escéptica por mi santo patrono Tomás, si soy fría por haber llegado con el invierno o si estoy loca por haber cumplido años en el fin del mundo que al final no fue el final, sino el principio... de todos modos, soy un año mayor.

viernes, diciembre 21, 2012

Si un mediodía de cuasi-invierno una lectora...

No tengo perdón. No tengo tiempo para atender con calma dos blogs y he creado un par más. He aquí el primero: Si un mediodía de cuasi-invierno una lectora. ¿Será que alguien quiere sumarse a la iniciativa?

Que comience la fiesta...

¿Fin del mundo? Pues entonces, que comience la fiesta...

jueves, diciembre 20, 2012

Combo mágico

Tengo la costumbre de leer varios libros a la vez. No sé haya algún vínculo entre esto y el zapping, pero voy por la vida leyendo un capítulo de un libro y uno más de otro libro y así. Este fin de semana, con el inicio de las vacaciones vino un combo mágico literario, integrado por Grandes esperanzas de Dickens, Diario de las especies de Claudia Apablaza (que, por cierto, fue un regalo de Luda) y Lecturas no obligatorias de Wislawa Szymborska. Ayer vino el primer cambio en la alineación, salió Apablaza y entró Italo Calvino, con Si una noche de inverno un viajero..., la cual, por cierto, es una relectura, simplemente porque me gusta. Hoy vino el segundo cambio en la alineación, terminé a Dickens (obviamente no lo terminé en cuatro días, lo había dejado empezado desde el verano) y comencé a leer Cuenta regresiva de A.E. Quintero. El combo mágico ya tuvo el primer resultado mágico: se me ocurrió hacer otro blog... bah, otros dos... como si tuviera tiempo de mantenerlos. En fin, ya les contaré mañana, si es que alguien sigue leyendo estas letras que a veces llegan y a veces no.

miércoles, diciembre 19, 2012

Ecenas cuasi surrealistas 2

"Y ahora comenzará la música electrónica", dijo en una fiesta cierta autoridad cuyo nombre no diré. No me pregunté si habrían llevado a Nortec o algo así, porque el presupuesto era bajísimo, pero pensé que habría algún DJ región 4. Sin embargo, la autoridad completó su frase: "es decir, grabada". Y fue así que Margarita, la diosa de la cumbia, fue música electrónica, por haber provenido de un CD o tal vez de un iPod.

viernes, diciembre 14, 2012

there is not a love story

Ocurrió otra vez. Parece que la vida se empeña en proveerme de evidencia empírica para comprobar esa especie de hipótesis que formulé una vez: "sal conmigo tres veces y encontrarás al amor de tu vida, no voy a ser yo, pero, ¿qué más da?". Ha ocurrido varias veces que después de mí viene alguien con quien la idea de comprometerse resulta increíblemente convincente y, para entonces, algo dentro de mí dice que no conoce al ente en cuestión. Tal vez sigo siendo tan Celine como lo descubrí hace poquitito menos de ocho años y me pregunto lo que se pregunta ella en un taxi, tal vez soy tantito Summer también. O tal vez ésa sea mi contribución no planeada a la reproducción del orden social. 

jueves, diciembre 13, 2012

escenas cuasi surrealistas 1

"¿Qué es lo que quiere el Seguro Social?", vociferé en la fiesta.
"Cobertura universal", respondió otra voz.
Se me olvidó que en la mesa había economistas especialistas en regímenes de bienestar.

viernes, diciembre 07, 2012

revelaciones que a nadie le importan

No necesito alcohol para ponerme impertinente.
No sé bailar banda.
Mi cerebro planea responder una cosa y mi lengua dice otra.
Alguna debilidad tengo por ciertos ojos verdes que aparecen una vez por año.
Hay evidencia empírica para sustentar las cuatro afirmaciones anteriores.