martes, diciembre 30, 2008

dosmilocho




Un año más / Ana Torroja

No toco el piano ni hablo japonés. Y según mi lista de propósitos para 1996 (mueran de risa, 1996), ese año me iba a dedicar a aprender por lo menos lo básico de ambas cosas (y también a cursar mis últimos meses de secundaria y buscar prepa y shalalá, shalalá, shalalá). En un año duplicaré la edad que tenía entonces y todavía no me digno a cumplir mis viejos propósitos, ni ésos ni los de otros años; tal vez por eso dejé de hacerlos. Vaya, no voy por el mundo a la deriva, tengo un proyecto de vida concreto, pero he dejado mi vieja costumbre de planear todo con anticipación, con tiempo estimado e instrucciones de qué hacer en caso de emergencia; al final de cuentas, mucho de lo que vale la pena, ocurre sin haber sido planeado (y de lo que no vale la pena también, pero ya ni pex).

Para 2008 no estaba entre mis planes acumular más canas ni descubrir los primeros asomos de arrugas (cierto día fui a comprar maquillaje y me dieron muestras inositol vegetal “para las primeras líneas de expresión”, ji ji). Tampoco estaba entre mis planes que tronara el disco duro de mi lap en septiembre (con la cuenta regresiva de la tesis y con respaldos que llegaban hasta dos semanas antes, susto de la vida) y mucho menos que tronara mi mano víctima de tendinitis (¿y la tesis?, bien, gracias).

No estaba entre mis planes regresar tan pronto a trabajar a mi alma máter, pensaba regresar en enero de 2009 y regresé en enero de 2008. Y ni siquiera pasaba por mi mente que gracias a la invitación de Alex iba a ser parte de los fundadores de una AC de científicos sociales. Claro que por supuesto que desde luego que no fue planeado el stand by en que El Cafecito cerró el año, pero ante el exceso de trabajo, no hubo otra opción.

Tampoco había un plan para soltar a mis fantasmas de toda la vida y no lo había porque ni siquiera era consciente de que cargaba con ellos. De hecho, no fue planeado que Frank se convirtiera en un gran amigo en pocos meses, pero fue él quien me hizo reaccionar y me acompañó en el caminito de cortar hilos y dejar ir fantasmillas. El encontronazo me hizo muy difícil una buena parte de este año, pero pude declararme libre de odios y fui (y soy) muy feliz.

He ido a 29 funerales después del de mi papá (no todos en 2008, sino de 2003 a 2008); sobra decir que tantos muertos y tanto dolor ajeno que remueve el propio tampoco estaban en mis planes (y a eso le di vueltas una y mil veces, sobre todo con Caro). Tal vez el que menos se me hubiera ocurrido fue el de la mamá de Ricardo: misma funeraria, misma sala de velación y caja idéntica a la de mi papá. Esto no lo había contado, pero cuando llegué a Jardines del Tiempo (ahora Gayosso) ya sentía como feíto; cuando vi que era en la sala H sentí más feíto, pero me armé de valor y llegué a la sala; cuando entré y vi una caja exactamente igual, algo se me desbarató por dentro y me fui a refugiar al mismo sillón donde aquella vez Enrique se preocupaba porque mis manos estaban frías y donde Isa y yo dormimos unos minutos mientras Erik nos cuidaba.

Ya que estoy instalada en el melodrama y en las pérdidas y en las despedidas, se veía venir desde el año pasado, hubo amistades que no resistieron el tiempo. Mucha responsabilidad tengo yo en ello, mucha hay del otro lado también. El punto es que las despedidas no dichas no me hacen feliz.

Claro que no todo fueron pérdidas, inesperadamente me reencontré con unos parientes en San Luis Potosí (y de paso, me reencontré con la Dorita que para ellos no he dejado de ser) y con unos cuantos amigos que hace tiempo no veía. Y eso sí que me hizo muy feliz.

2008 fue un gran año. Volví a vivir en Aguas, mi mamá se volvió a acostumbrar a mí (y yo a ella, ji ji), mi gata me volvió a querer y mi perro siguió tan fiel y travieso como siempre. Empecé el año con un amorcillo tan intenso como fugaz a algo así como 8000 kilómetros de distancia (oh, sí, “um beijo seu e eu vou só pensar em você”), deambulé en mis usos y costumbres del no-compromiso (y leí algo que podría ser mi biografía en Amor líquido de Zygmunt Bauman) y terminé el año (as usual) con cuestionamientos, porque las ilusiones se pelean con las resistencias y los deseos con las telarañas mentales (oh, sí, soy una cursi de clóset).

Terminé la maestría, terminé la tesis, sobreviví al coloquio (y eso vaya que merece festejarse), estuve en un par de congresos, conocí mucha gente, trabajé mucho. Paradójicamente, me alejé de la Iglesia y me acerqué a Dios. Hacia el final del año, volví a integrarme a los usos y costumbres de mi mamá, de salir a comer y hacer compras los domingos. Y uno de esos domingos, mi casa se volvió una cantina, con mariachi incluido. Por cierto, ni se me nota, pero he perdido cinco de los ene kilos que gané desde la rotura de un ligamento.

En resumen, ha sido un gran año. Y de mis propósitos del 96, todavía puedo aprender a tocar el piano, he de decirle a mi sobrino prodigio que me instruya; también puedo aprender japonés... algún día, ji ji.

Y para el año que inicia, Confianzas, el poema de Juan Gelman, musicalizado por Gotan Project (quienes ya leyeron mi tesis, saben qué hace aquí ese poema; quienes no, avisen y pronto la tendrán).


domingo, diciembre 28, 2008

rema, rema, rema

Buen viaje, Frank.



Al otro lado del río / Jorge Drexler

viernes, diciembre 26, 2008

sinuoso camino de asfalto

En estos días de pseudo vacaciones he dejado un poco mi costumbre de vivir en taxi para caminar y he caminado mucho, hacia el centro, hacia el norte, he olvidado la prisa y no he perdido la compostura en las compras de pánico del 24, me he quedado embobada contemplando a la gente que corre en Altaria, en Galerías, en el Centro y en todos lados, yo siempre soy una de ellas, pero no esta vez. ¿Serán las vacaciones? ¿Será la edad? ¿Será la urgencia de bajar la velocidad? Sea lo que sea, ha sido genial redescubrir mi ciudad, descubrir que no conozco el Templo de Nuestra Señora de Bosques cuando me preguntan en la calle, que hay una cochera con muchos perros adorables en una casa que nunca había visto a pesar de las ene veces que paso por ahí, que hay restaurantes y barecitos que muero por conocer, que respirar el aire ya medio nefasto de Aguas sigue siendo lindo y que vivir sin prisa es la onda.

adeste fideles

Y, por cierto, feliz Navidad :D

jueves, diciembre 25, 2008

¿dónde carambas está Mr. Darcy?, ji ji ji


No se me había olvidado cuánto me gusta Pride and prejudice, pero Caro se ha encargado de recordármelo.
Ya lo sabía, Doris Elizabeth Bennet soy.

domingo, diciembre 21, 2008

antes que acabe el día...

Nuestra conciencia del tiempo se rige por el número de años que hemos vivido.
Cuanto más jóvenes somos, tanto más largo es un año, y también una hora o un
día. Cuando tengo cinco años, un año es una quinta parte del tiempo de mi vida;
y cuando tengo cincuenta años, un año es una de las cincuenta partes de mi vida.
Esto cambia cuando envejecemos y comenzamos a contar ya no desde el nacimiento,
sino desde la muerte. Entonces los años imperceptiblemente se hacen de nuevo más
largos.


Hannah Arendt

sábado, diciembre 20, 2008

ayer, cinco años...

Ya no es ausencia.
El tiempo corre
y cada vez más se advierte
inconfundible
tu presencia.

XXVIII, Amerigo Iannacone

miércoles, diciembre 17, 2008

all I need

Cómo cocinar algo rico en 20 minutos. Lecciones básicas por Dorix (sí, por Dorix)

Paulo: ¿Cómo hiciste esta crema? Está deliciosa.
Dorix: Fácil, una lata de crema de chile poblano Campbells, un poco de agua, un poco de leche, dejas hervir y sirves.
Paulo: Bueno, ¿y las verduras?
Dorix: Fácil, compras una bolsa de verduras congeladas La Huerta, descongelas y sirves.
Paulo: Dime que sí hiciste la ensalada.
Dorix: Ah, sí, ésa me costó más trabajo, tuve que cocer la pasta, agregar chícharos, zanahorias y elote (de La Huerta, of course, previamente descongelados) y mezclar con un poco de crema.
Paulo: ¿Y el pollo?
Dorix: Bueno, vas a la carnicería El Texano y pides pechugas rellenas, fríes con muy poquito aceite para que no queden feas y sirves.
Paulo: ¿Las galletas?
Dorix: Vas a la panadería y dices "quiero una bolsa de esas galletas".

miércoles, diciembre 10, 2008

despídete

Las peores despedidas son las que no se dicen, las que se espera que se entiendan con el abandono o las promesas rotas.
Una silla vacía dice mucho.
Mil mensajes y la ausencia de uno dicen más.

viernes, diciembre 05, 2008

días extraños

Amo las fiestas, bueno, a unas más que a otras, pero las amo. Y ya me hacía falta una fiesta, así que fui jubilosa al reino de la cajeta y las fresas a acompañar a mamá a la fiesta navideña de su trabajo. Pero poco duró el júbilo, caray, si mi amargadez aflora a la menor provocación y en esa fiesta hubo demasiadas provocaciones, ji ji.

De entrada, en una fiesta de más de 2000 personas... ¡el 90% eran mujeres! Y algo así como el 9% eran hombres que iban de pareja de algunas de esas mujeres. El 1% restante valía como para un cacahuate, o sea que no había con quién bailar, snif snif. En otros años me la he pasado baile que baile con los japoneses del corporativo, pero ahora estuvieron en la fiesta sólo tres, francamente feos y quedaban como a 20 mesas de distancia, snif. Los compañeritos de trabajo de mi mamá no son opción, porque no me han perdonado que mandé por un tubo a uno de ellos hace como cuatro años. La neta bailar con mujeres no me hace así como muy feliz, pero ni eso se podía, porque todas estaban ocupadas peleándose por los pocos hombres (ji ji, me refiero a cantidad, no a su poca o mucha hombría que desconozco) que había o bien bailando en grupitos muy cerrados de conocidas... y yo no conocía a nadie, snif. Nota mental: amo a los hombres, a pesar de todo, una fiesta sin hombres es terrible.

Aparte, el show era tan surreal como la concurrencia, abre el Grupo Latino, cuyo vocalista inicia con un mensaje de amor y paz tipo "Dios te ama" con fondo musical de "Jesucristo Superestrella" y luego sigue con algo como "la única misión en la vida es ser feliz" con fondo de "YMCA"; demasiada motivación personal para mi amargadez crónica, me cae. Eso sí, tras la apertura tipo Miguel Ángel Cornejo, vi que eso de amenizar fiestas sí que se les da. Pero en el intermedio, ¿entra Adrián Uribe?, hello, ya estaba yo por preguntarle a mi mamá a dónde carambas me llevó o cuál es el concepto de diversión de sus jefes. Como sea, he de confesar que el tipo sí me divirtió, a pesar de mis resistencias y de que la mitad de sus chistes ya están muy gastados.

Por si algo faltara, un compañero de mi mamá, como de mi edad, se puso ebrio en los primeros cinco minutos y atrapó a mi madre cual si fuera paño de lágrimas; hasta yo alcanzaba a escuchar la historia de cómo le cambió la vida cuando nació su hijita, mientras le daba tres vueltas a todas las fotos de la nena que traía en el celular, ante respuestas de mi mamá tipo "qué bonita", "ajá", "sí", "¿y luego?", "claro". Total, que ni siquiera tenía yo pareja pal chisme, que es mi deporte favorito después de bailar, ¿edá? (¿o antes?).

¿A qué se dedica Doris cuando no puede bailar ni echar chisme? A vaciar botellas de tequila y a ensayar análisis mafufos de las interacciones en la fiesta: es una fiesta para mujeres, ¿no?, hay mayoría de mujeres, ¿no?, sin embargo los hombres mantienen el poder precisamente porque se convierten en objeto del deseo y ellos son quienes deciden con quién bailan y con quién no.
Y de pronto una niñita me calla la boca, la nena tiene síndrome de down y se las ingenió para treparse al escenario y ponerse a bailar cual si fuera la estrella del show; al principio creo que la quisieron bajar, pero el vocalista del grupo fue a rescatarla, se puso a bailar con ella y le cantó cosas como "Nancy, te quiero uo uo" (porque la niñita se llama Nancy). Aclaro que esto no es un anuncio para el Teletón (que la situación de ayer en eso se convirtió), el punto es que la niñita me hizo llorar, o sea, yo instalada en el berrinche, mientras ella no se preocupaba por la falta de hombres, fue sobre el líder del grupo que, dicho sea de paso, a pesar de los ayeres todavía aguanta un fin, ji ji... y la niñita se veía tan feliz y tan libre, snif snif. No sé si fue la alta concentración etílica que corría en mi cuerpecillo o de veras me conmovió, pero algo ahí cuestionó mis amargadeces y no fue el mensaje de buena voluntad del grupo, sino la nena.

Y sigo impactada.

miércoles, diciembre 03, 2008

es suave el día, es suave el viento...

¿A quién se le ocurre despertar en martes casi a las 11 cuando se ha de tomar el camión rumbo a tapatilandia justo a las 11? A Dorix.
¿A quién se le ocurre decidir que la salida se posponga para la 1? A Dorix, claro.
¿A quién carambas se le ocurre llegar a la central de autobuses y descubrir que ha olvidado la tarjeta de crédito en la otra bolsa? Sí, sí, a Dorix.
¿A quién se le ocurre conservar la calma, ir a casa en friega a rescatar la tarjeta y regresar a la central para tomar el camión de la 1:40? A Dorix... y esto sí es muy raro, porque, ¿cuándo se ha visto que Dorix conserve la calma?
Finalmente, ¿a quién se le ocurre decidir que no hay motivo para el berrinche, porque el chofer de la 1:40 es guapo guapo guapo y la película del viaje es de Woody Allen? Simón, a Dorix.

Por cierto, el viaje que el fin de semana se tornó tan confuso, ahora se ve francamente claro; diría Aute, "es suave el día, es suave el viento". Gracias por el apoyo moral.

lunes, diciembre 01, 2008

estoy en la mitad de esta carretera

A medio viaje, se me atravesó un acontecimiento no previsto, una bobada que llevó a la coyuntura y condensó todo en un tiempo muy corto. Comprar el boleto de súper mujer resulta carísimo, porque la publicidad engañosa no deja ver las vulnerabilidades y al menos yo, llegué a convencerme de que no las había, a pesar de que sí las había y, cual Chapulín Colorado, "lo sospeché desde un principio". No puedo culpar a quienes me vendieron el boleto y tampoco a mí por comprarlo, aquí no se trata de culpas, sino de responsabilidades. Y en mucho fui la responsable de irme a estampar contra mi propio muro de contención y de que se fracturara. Descubrí que eso no lo cubre el seguro, porque el alto costo ni siquiera lo incluye. El boleto no decía que no sé perder, pero no sé; tampoco decía que soy vulnerable, pero lo soy; menos decía que mis errores y mis malas actitudes harían daño a los otros y a mí misma, pero lo han hecho, lo he hecho. Lo que alcancé a ver, pues lo alcancé a ver y lo que no, me lo dijo el espejo que habla. Gracias, espejo, que las netas así de netas se agradecen.

sábado, noviembre 29, 2008

jueves, noviembre 27, 2008

lunes, noviembre 24, 2008

sin miedo a sonreír...

Para Isa...

Te lo he dicho ene veces, yo no tuve hermanos, pero tuve amigos que se convirtieron en mis hermanos postizos, como tú comprenderás, je je.
Te quiero, Isa, aunque los demás crean que yo estoy borracha cuando me dices que las mesas giran; te quiero, porque superamos ene diferencias de cuando éramos chiquitas y nos caíamos mal; te quiero, por aquélla vez que dimos nuestro primer tema juntas y descubrimos lo divertido que es trabajar 10 minutos y platicar 110; te quiero, porque no tengo idea de lo que hubiera hecho sin ti cuando murió mi papá; te quiero, por todo lo que hablamos siempre, por las veces que nos da la simpleza, porque no me has juzgado en momentos que muchos lo han hecho, porque me da un ataque de risa cuando recuerdo tus lentes de Súper Mosca; te quiero, porque las lecciones más grandes de fe y de amistad las he tenido de ti y porque los momentos más felices y más tristes de mi vida los he compartido contigo.
Y esta foto, que definitivamente no es la mejor que te he tomado, me resulta significativa hoy por lo felices que fuimos ese día, ¿recuerdas?
Te quiero, pequeña.

viernes, noviembre 14, 2008

Dorititite

El espíritu del Perro Bermúdez se apoderó de una vendedora de boletos de autobús. A partir de ayer no soy Dorismilda, sino DorismildE.

jueves, noviembre 06, 2008

ya lo decía Bourdieu, el capital es el capital

Para Marco, por compartir la neura.

Cierto día de otoño de 2008, un par de estudiantes, uno de doctorado y una de maestría, discutían sobre la ropa gringa y los aranceles, pero acabaron haciendo una reflexión sobre sus respectivos campos científicos. Aquí las cavilaciones:

Marco Iván Pennington dice: "¿Tu tema de investigación es relevante?"
Marco Iván Pennington dice: es decir, esa postura de filosofía científica en la que hay que preguntarse: ¿cómo estoy constribuyendo a la ciencia y el concimiento?, ¿no estaré escribiendo mamadas?
Dorix dice: o bien, de sociología del conocimiento, ¿realmente estaré aportando al campo científico al que me adscribo?, ¿tengo el suficiente capital científico para hacer que una mamada suene a descubrimiento?
Dorix dice: porque, mira, corazón, en cine, Kiarostami es Kiarostami y si a él se le ocurre que poner una cámara fija en el tablero de un taxi y grabar diez historias de mujeres hablando iraní es una fregonería, seguramente será una fregonería (y lo es)...
Dorix dice: pero si lo mismo se le ocurre a un estudihambre de cine del CUEC, ¿qué chingados se metió ese cabrón?, ¿estaba muy verde aquéllo o ya pasó a las drogas sintéticas?
Dorix dice: lo mismo aplica para nosotros
Dorix dice: ¿eres Pablo González Casanova?
Dorix dice: ¿soy Rossana Reguillo acaso?

lunes, noviembre 03, 2008

pensé de más bajo el influjo del café

No sé si es la falta de sueño o el exceso de café, pero tan pronto como escuché "una historia sin fin se vuelve a repetir... y es que sé que soy parte de ti" viajé hasta ti, again. Te extraño.

domingo, noviembre 02, 2008

jamás te recuerdo, porque nunca te olvido

El mundo cabe en unos ojos grises chiquitos que cambian de color con cada cambio de camisa.
Nunca me vas a dejar de doler. Y nunca me vas a dejar de sacar una sonrisa, papá.

viernes, octubre 31, 2008

efecto tesis

Hay unos centímetros menos donde alguna vez tuve la cintura, sin dietas ni ejercicio, sin productos mágicos de informercial, sin desórdenes alimenticios, sino con puritito exceso de trabajo... creo que es el efecto tesis.

Cuando hice mi bonito proyecto recepcional (no sé quién carajos decidió que esas cosas se llamaran "proyectos recepcionales") de licenciatura, bajé tres kilos de sopetón en la última semana del semestre. Y el día de la fiesta de graduación descubrí que mi bonito vestido negro me quedaba grande, así que mi mamá tuvo que hacerle unos ajustes de último minuto, grrrrrr. Por andar en la sesión de maquillaje y peinado (rete alto peinado, han de ver) y en los arreglos del vestido, no tuve tiempo de comer y cuando llegué al jardín donde nos tomaron la foto de graduación más fea del universo (que nos cobraron como si sirviera), una compañera-fea-y-mala-onda empezó a preguntar a todos qué habíamos comido.

Dorix: Nada.
Compañera-fea-y-mala-onda: ¿Para caber en el vestido?
Dorix: No, pequeña, si con el vestido ni broncas tuve... a propósito, a mí no me tuvieron que poner varillas, ¿cómo andan las tuyas?

Jo jo.

No me acuerdo si ya había contado en este blog de revoltijo mi anécdota curiosa y mala onda, pero me hizo gracia recordarla (la anécdota, no a mi ex-compañerita-mala-onda).

estoy viva y sigo aquí

Y no... aún no termino. ¡Bua!
Por cierto, qué frío hace a estas santas horas.

jueves, octubre 30, 2008

caution!


Por más que intento, nomás no termino mi tesis y cada vez que veo el calendario, me da el patatús... y cada vez que veo el reloj, me da más sueño.
Amo PHD Comics (creo que ya se dieron cuenta de eso), pero me choca, me altera, me nefastea, que no me haya llegado esta playera, snif snif... para cuando llegue igual y ya hasta terminé la tesis y ya ni sentido tendrá la advertencia, snif snif.
Creo que ha llegado el momento de desesperación en medio del trabajo, porque he vuelto a postear y se avecina tsunami... aquí y en twitter y en facebook, jo jo.
Y mientras tanto, ya me canso de escribir y no amanece...

domingo, octubre 26, 2008

hoy que mi corazón se aturde en silencio

Soy el colmo, pero no dejo de pensar en el desconocido que me miró a los ojos por varios minutos el otro día en un camión horrible, en una carretera horrible, mientras regresaba de San Luis a Aguascalientes.
No es amor a primera vista (en todo caso, necesitaría que volviera a pasar, jo jo), es sólo que la sensación de confianza y tranquilidad que me produjo su mirada fue... guau, lo máximo. Porque han de saber que venía yo de un funeral (con todo lo que me mueven los funerales, porque me duele el dolor ajeno y porque en el dolor ajeno revivo el propio) y venía en calidad de trapo, francamente pálida, ojerosa, sin maquillaje, después de haber dormido casi nada y de haber llorado casi todo, con la misma ropa del día anterior y sin la menor gana de ser sociable. Pero se atravesaron esos ojos (qué ojos) y el mundo cambió por un ratito.
Shalalá, si acaso eres ese desconocido y estás leyendo este post (que ridícula me vi, pero uno nunca sabe), gracias, muchas muchas muchas gracias.

miércoles, octubre 15, 2008

encuentra a Dorix...

... aquí.
Correcto. Dorix es la que está working on three proposals at the same time. De ahí que este bonito blog esté como abandonado últimamente.
Por cierto, el de atrás se parece a Raúl Fuentes con su iPod, jo jo.

La tira, por supuesto, es de PHD Comics.

lunes, septiembre 22, 2008

sábado, septiembre 20, 2008

seminario-taller "La interdisciplinariedad en las ciencias sociales"

Corte informativo: faltan pocos días para que inicie el seminario-taller "La interdisciplinariedad en las ciencias sociales", que es la actividad con que inicia el Colegio de Estudios Sociales de Aguascalientes AC (ya les contaré más en otro momento).

Por cierto, la presentación oficial del Colegio será el 25 de octubre con la conferencia magistral del Dr. Lorenzo Meyer (rete buen padrino, ¿no creen?).

Mayores informes en: docencia.cesaac@gmail.com

miércoles, septiembre 17, 2008

tiemblo de miedo

Escribo mientras me tiemblan los dedos, porque escribo mientras escucho la transmisión en vivo, por radio, de una balacera en mi ciudad.
Todavía no acabo de sorprenderme por lo que pasó en Morelia, en pleno Grito, cuando el pánico me llega más cerquita.
Acá, en Aguascalientes, al parecer, de un levantón se pasó al enfrentamiento entre sicarios y agentes de policía estatal y federal... y de ahí al terror.
Escucho la voz temblorosa del reportero y, de fondo, las ráfagas... parece crónica de guerra. O tal vez no parece... es.
Y mientras la violencia se hace cotidiana y mientras la impotencia se hace tan cotidiana como la violencia... sólo sé que tengo ganas de llorar. Y por mucho que me haga sentido lo que leo en Bauman y Appadurai, sobre la sociedad de miedo... me siguen dando ganas de llorar.

lunes, septiembre 08, 2008

ode to joy

Esta semana, para mí, es caótica. Vaya, varias de las semanas anteriores también lo fueron. Y, pensándolo de nuevo, creo que los días de ahora hasta el 8 de diciembre serán francamente caóticos en mi vida. Pero he aquí algo para bajarle al caos, compártoles mi antídoto para el estrés.



¿Les gusta?

miércoles, septiembre 03, 2008

tanto tiempo atrás, que no sé ya ni cuánto...

Esto sí es un regreso, aunque formalmente no me había despedido (porque no pensaba irme), creo que es claro que dejé descansar varios días este humilde blog. Fue el exceso de trabajo (que ya se ha vuelto habitual en mi vida), fue el caos con las compus (le tronó el disco duro a la dorixlap, la que traía prestada no tenía chunchito para internet inalámbrico, di enemil vueltas para que recuperaran el contenido de mi ex disco duro, luego recuperé todo y se fregó el internet en casa, en fin), pero fue sobre todo un tiempo fuera que me urgía (sí, tiempo fuera en medio del caos).

El 22 de mayo se me cimbró el mundo, no en una catástrofe, no en algo espectacular o demasiado fuerte, sino en la tranquilidad de una conversación... y no se cimbró de la nada, se cimbró tras un golpe a la mesa que dio Frank para que regresara a la conversación. Y es que a mí me gusta ver a los ojos cuando platico y me gusta que me vean a los ojos también, pero he de confesar que cuando me cuestionan empiezo a divagar, contemplo el techo, vuelvo a ver los libros que ya vi, descubro que una mosca sobrevuela el área de la conversación, encuentro que hay un desnivel en la pared o que el bote de basura está vacío, en fin... que un golpe a la mesa me regresó a la conversación y tal vez también a la vida.

El mundo no se detuvo, pero, como dice la metáfora náutica de Otto Neurath, tuve que reconstruir mi barca en mar abierto, luego de arrojar al mar cargas que no me correspondía cargar. Durante la reconstrucción me ha sorprendido un tsunami de preguntas y respuestas por varios frentes, preguntas y respuestas que no hice y que no esperaba. Tal vez es eso lo que me tiene tan sorprendida, que este proceso no fue algo buscado, ni siquiera imaginado, pero de repente me siento tan plena, de repente recuerdo que "lo esencial es invisible a los ojos" (saludos, Principito), de repente me encuentro libre de odio y redescubro el dolor en mí, no como algo pesado, sino como algo que me recuerda que estoy viva, que la vida a veces tiene inviernos y que la piedra que cede que soy (como la obra de Gabriel Orozco) tiene raspones, pero sigue rodando.

jueves, agosto 14, 2008

El Cafecito de agosto


Llega por fin El Cafecito de agosto, con cierto olor a libros...

miércoles, agosto 13, 2008

resultados StupidX v.1.0

La Dirección General Adjunta de Asuntos Inútiles y Diligencias Intrascendentes de este blog tiene el honor de anunciar a los ganadores del Primer Concurso Internacional StupidX v.1.0.

Luego de una intensa sesión de deliberación, el honorable jurado compuesto por Raúl Gamboa López (experto en TI y otras curiosidades), se obtuvieron los siguientes resultados.

En la categoría de SW estúpido existente, el ganador es "EggOn", propuesto por Tony Valderrama.

En la categoría de SW estúpido por desarrollar, el ganador es uno que indique si la computadora está prendida o no, propuesto por Marco I.

Pronto, los ganadores recibirán un cartón hecho por Mack (en cuanto éste salga de los días caóticos que le aquejan).

A todos, muchas gracias por participar y por permanecer a la espera de los resultados.

martes, julio 29, 2008

convocatoria StupidX. v1.0

Marco el Sabio y Súper Dorix, a través de la Dirección General Adjunta de Asuntos Inútiles y Diligencias Intrascendentes de este blog convocan al
Primer Concurso Internacional StupidX. v1.0

Bases:
1. Podrán participar todos los entes que quieran participar (lo que incluye a quienes tengan parentesco directo con los organizadores, aquí cero discriminación).
2. Los participantes deberán redactar un texto breve (máximo 100 palabras) acerca del software más estúpido del mundo.
3. Se podrá participar en dos categorías: software estúpido existente y software estúpido por desarrollar.
4. El texto deberá contener una descripción del software y una justificación de su inutilidad.
5. Los trabajos deberán remitirse a los organizadores, vía correo electrónico, en dorixfm @gmail.com; junto con una breve ficha que incluya nombre del participante, edad, lugar de residencia y enlaces a sus blogs, twitter, facebook, hi5 o cualquier otro chunche con el que cuente.
6. La recepción de trabajos queda abierta a partir de la publicación de la presente convocatoria y cerrará el lunes 4 de agosto de 2008.
7. Un comité dictaminador elegirá a los ganadores del concurso.
8. La Dirección General Adjunta de Asuntos Inútiles y Diligencias Intrascendentes de este blog dará a conocer los resultados el viernes 8 de agosto de 2008 (sí, nos vale gorro que sea la inauguración de los Juegos Olímpicos de Beijing).
9. El fallo será inapelable.
10. Los ganadores (uno por cada categoría) recibirán un premio único de un cartón del célebre cartonista Mack, que regresará de su cuarto receso exclusivamente para participar en esta actividad, por su relevancia y aportes para la comunidad internacional.
11. Cualquier punto no contemplado en la presente convocatoria será resuelto por el jurado y los organizadores.

Nota: Sí, esto es lo que se nos ocurre hacer cuando tenemos mucho trabajo, poco tiempo y aún menos ganas de ponernos a trabajar.

sábado, julio 26, 2008

las (intelectuales) coplas del retache

He aquí unas auténticas coplas del retache en materia de política cultural... y dos o tres curiosidades más.

Primero, el Diablo Varela dijo: ¿Museos o bodegas?
Entonces, Víctor contestó: El historiador desmemoriado
Y el Diablo respondió: De las alturas del Olimpo a las profundidades del Averno

¿Qué pasará mañana? ¿Responderá Víctor? No se pierda el próximo capítulo de las (intelectuales) coplas del retache de Aguascalientes.


-----------
Corte informativo (para los que no se acuerden o no conozcan a los protagonistas de las coplas del retache): Enrique Rodríguez Varela fue Director del Instituto Cultural de Aguascalientes en el sexenio de Otto Granados Roldán, Víctor González Esparza lo es ahora en el sexenio de Luis Armando Reynoso Femat.


-----------
Actualización: A petición de Caro, aquí las auténticas coplas del retache.



¿Quién es quién?

sábado, julio 19, 2008

¿por qué?, ¿por qué?, ¿por qué?

¿Por qué me gusta tanto Kronos Quartet?
¿Por qué me gusta tanto la banda sonora de Requiem for a dream?

jueves, julio 17, 2008

salvando al canecillo Gupy

Hace unos momentos se registró una tormenta en estas bonitas (e inseguras) tierras aguascalentenses; cero que ver con las tormentas que he resistido en Tapatilandia, pero sucedió que la inclinación de la lluvia fue los suficiente para inundar la casita de mi perro (segunda vez que ocurre en muchos años), así que tuve que improvisar labores de rescate y envié al pobre can, tembloroso y con ataque de estornudos, a un albergue temporal que le construí en el baño, mientras seco sus triques para que pueda regresar a su hogar.

viernes, julio 11, 2008

cuatro años de cafecito

El Cafecito cumple cuatro años y para festejarlo, he aquí una dosis de letras cafeinómanas.

viernes, julio 04, 2008

contra el silencio, la memoria

Estos días han sido muy rudos en Aguascalientes (ya sé, en otros lados también, en algunos incluso no sólo estos días, pero hablo de lo que vivo). En el discurso oficial se repiten las mismas palabras respecto a que se está luchando contra el crimen organizado, que ha habido detenidos, que se han pedido incluso militarizar esta bonita ex ciudad de la gente buena... y por supuesto, se tratan otros asuntos tan relevantes como la próxima reinita de la Feria de San Marcos; mientras tanto en la calle sigue muriendo gente y se respira miedo. No sé si me asustan más los operativos de seguridad (lo que sea que eso signifique) y los balazos o si lo que me asusta es que todo esto se vuelva cotidiano. Aquí un recuento de lo que se sabe por la prensa, que no es todo lo que se sabe entre el común de los mortales.

Notas de hoy
Sobre los dos policías asesinados de madrugada (porque parece que mataron a otro por la tarde)La Jornada: Aguascalientes: acribillan a dos policías municipales
El Universal: Ejecutan a dos policías en Aguascalientes
Milenio: Asesinan a dos policías municipales de Aguascalientes

Notas de esta semana
Sobre el policía que mataron el lunes
Proceso: Ejecutan a jefe policiaco en Rincón de Romo, Aguascalientes
El Universal: Asesinan a oficial de Rincón de Romo
El Financiero: Acribillan a jefe policiaco en Aguascalientes
Milenio: Acribillan a jefe policiaco en Aguascalientes
Sobre el empresario que mataron el miércoles
La Jornada: Asesinan a empresario en Aguascalientes tras intento de secuestro
El Financiero: Asesinan a empresario en Aguascalientes

Notas de junio
Sobre el secuestro de Nicolás Martínez hijo
Milenio: Secuestran a empresario en Aguascalientes
Sobre una de las no sé cuántas balaceras
Milenio: Siete detenidos y dos heridos, saldo de balaceras en Aguascalientes
Sobre una niña secuestrada y asesinada
Milenio: Encuentran a una menor asesinada en Aguascalientes
Sobre un policía asesinado (uno de los casi 20 que van)
Milenio: Acribillan a jefe policiaco en Aguascalientes
Sobre la primera marcha blanca
Milenio: Marcharon mil personas en Aguascalientes contra la inseguridad
Y ante esto, la reflexión del Diablo Varela
De sueños y pesadilla

¿alguien queda ahora?

Primero cogieron a los comunistas,
y yo no dije nada porque yo no era un comunista.
Luego se llevaron a los judíos,
y no dije nada porque yo no era un judío.
Luego vinieron por los obreros,
y no dije nada porque no era ni obrero ni sindicalista.
Luego se metieron con los católicos,
y no dije nada porque yo era protestante.
Y cuando finalmente vinieron por mí,
no quedaba nadie para protestar.

Bertolt Brecht

jueves, julio 03, 2008

de la certeza a la incertidumbre

Chilangelina recordó el 2 de julio de 2006, preguntó, entre otras maravillas, qué hacíamos hace dos años.
Recuerdo que en ese año pasé varios meses dando vueltas pensando por quién votar. Si mi tendencia política (la de antes y la de ahora) puede ubicarse en un lado, es en la izquierda. Si mi preferencia podía tener el nombre de un partido, era PRD (hace tiempo, ahora no), hasta trabajé con ellos alguna vez. Pero extrañamente Andrej Manuel no me acabó de convencer. Y era claro que el chaparrito, peloncito, de lentes, tampoco. Y el que fingió que ganó en cierto famoso maratón en Alemania, menos. Mejor ni le sigo con el resto.
Como sea, decidí, me levanté temprano aquel 2 de julio y a las 8 de la mañana ya estaba haciendo fila en la casilla correspondiente. Me chuté las actualizaciones del PREP en internet y la transmisión en tele y me quedé sorprendida. Tal vez me sorprendí más la noche del miércoles de esa semana, cuando me quedé toda la noche viendo el fin del conteo en el que no se llegó a gran conclusión.
En aquel tiempo, me dio como asquito entre la campaña, la guerra sucia, la elección, los dimes y diretes, los algoritmos, los extraños adelantos, la falta de civilidad y más. En estos dos años me ha dado como asquito lo que llevamos de gobierno y también muchos de los usos y costumbres amarillos, que serán de izquierda, pero no de la izquierda de Cárdenas y otros tantos.
En fin, las preguntas de Chilangelina me movieron muchas cosas. Creo, como dije en su blog, que si durante años sabía en lo que creía (políticamente hablando), ahora ya no sé. Y no sé en qué orden, pero me da asco, tristeza y hasta un poquito de miedo. Me siento en 1984 de Orwell, siento que muchos rollos de memoria se van perdiendo.

miércoles, julio 02, 2008

la ciudad del miedo

Nunca creí en el relato de Aguascalientes como la tierra de la gente buena. Hoy menos que nunca.
Hoy no creo en quienes se rasgan las vestiduras al aire, ni en las luces encendidas y los discursos oficiales.
Hoy lo único que creo es que esto se volvió la ciudad del miedo, de la desesperanza... y me da como asquito.

jueves, junio 26, 2008

yes

James Lull tomó esta foto en una taquería de Tijuana. ¿No es genial?

martes, junio 17, 2008

aquí ya pasan esas cosas

Cuando yo tenía 13 años, alguien que entonces vivía en Juárez me dijo que casi todos los días, mientras caminaba a la secundaria o de regreso, veía "cosas feas", unas veces asaltos, otras asesinatos, de todo, en plena calle, en pleno día, en menos de ocho cuadras. En aquel tiempo, me sentía tranquila de vivir en Aguascalientes; "aquí no pasan esas cosas", pensaba. Aguascalientes se tardó más, pero se convirtió también en una ciudad peligrosa. Hundida entre palabras, me pregunto si se puede hacer algo. Y si sí, ¿qué?

porque los inviernos no son para siempre

Porque sueles ir no a competir, sino a compartir,
porque tu sonrisa puede levantar el ánimo a cualquiera,
porque eres un ejemplo de fe y de perseverancia,
porque no has dejado de caminar, cueste lo que cueste,
porque si tu estatura física es enorme, lo es más tu estatura como persona, como amigo, como compañero y seguro también como esposo y como papá,
porque de ti se aprende un montón, incluso si no se te ve todos los días,
porque en esta lucha vas ganando,
porque los inviernos no son para siempre...
por todo, Tony, eres grande, te queremos.

domingo, junio 15, 2008

soy tu silencio y tu tiempo

Es raro, en mi casa los días como éste (día del padre) nunca se han celebrado con bombo y platillo. Se festeja, sí, pero no es algo del otro mundo; de todos modos, todos los domingos salíamos a vagar los tres (mi papá, mi mamá y yo); de todos modos, los días festivos no eran los únicos en que nos regalábamos cosas. Desde que murió mi papá, el día del padre ha tomado otro sentido, a veces francamente doloroso, a veces reflexivo. Este año (quinto día del padre sin papá), sonreí. Si no está tan lejos, sólo hace falta cerrar los ojos para ver esa sonrisa discreta y los ojitos grises, sólo hace falta poner atención para escuchar sus pocas pero profundas palabras.

sábado, junio 14, 2008

¿así o más oportuna la serenata?

Como se ha vuelto costumbre, no he posteado por exceso de trabajo. Pero lo de esta noche me cae que amerita un post. Resulta que este viernes (como varios ya) me pegó lo antisocial y lo workaholic y me quedé a luchar contra la maraña de pendientes que se me han acumulado; en el momento en que empecé a hacer pesas con las pestañas (y quienes me conocen saben que son laaaaargas pestañas), decidí dormir... y entonces empezaron a escucharse unas vocecillas y unas guitarras que identifiqué como la serenata para mi vecina que se casa en unas horas. O sea, qué chafas, será lindo detalle una serenata, pero, ¿qué?, ¿acaso pretenden que la pobre tipa aparezca en su boda con grandes ojeras? Aparte, ¿qué novio trae serenata con esas canciones?, lo entendería de un exnovio, pero, ¿del novio? Que alguien los calle ya.

viernes, junio 06, 2008

nota roja de jueves

Con la novedad de que este jueves 5 de junio mi jefa me pidió llegar a la oficina a las 10 y no a las 9 de la mañana, porque tenía unos asuntillos previos que arreglar y el chisme, perdón, el plan de trabajo, teníamos que hacerlo juntas. Demasiado lindo, ¿no?, podría levantarme más tarde o resolver pendientes o leer. Pero nooooo, un sueño feo tuvo a bien despertarme a las 4 de la mañana y después me costó trabajo conciliar el sueño ante el concierto felino del novio de mi gata Justina, maldito gato se instaló en mi ventana mientras la Justi lo contemplaba y ronroneaba cerca de mi cama. No sé a qué hora me dormí, pero a las 7, estaba despierta otra vez, así que, buscando el lado amable, me levanté a correr, me bañé, quesque me arreglé (¿o debo decir "luché contra mi cabello"?), desayuné, resolví unos cuantos pendientes, divagué, me puse a leer y salí, como acostumbro, cinco minutos antes de mi hora de entrada (vivir en lo que algunos de mis amigos tapatíos llaman "rancho Aguascalientes" tiene sus ventajas, cinco minutos me alcanzan perfecto para salir de casa, encontrar taxi y llegar al trabajo a la hora en punto :P). En fin, que iba yo en taxi, por Canal Interceptor (bendita sea esa avenida, se evita uno semáforos, exceso de coches y se sale rápido) y justo en el momento de dar vuelta hacia Avenida Universidad, plop, un reporte en el noticiero de José Luis Morales (el mismito que se ha erigido como ídolo del pueblo... sin comentarios) hizo que el taxista y yo nos quedáramos al borde del patatús, quesque había un fuerte operativo con presencia de federales en UGASA, o sea, por donde íbamos a pasar... y ya no había por dónde regresar... y con la paranoia del "jueves negro" para acá, que se vio agudizada con las cuatro balaceras del martes, lo menos que se espera es un balazo. Ni modo, pasamos y, en efecto, había frente a UGASA varias camionetas de la Policía Federal, agentes armados y una bola de mirones que hasta bajaban la velocidad de los coches para ver qué pasaba. Corte a intervención de Morales, que el operativo no era por secuestro, narcos o equivalente, que todo había sido porque a ése y todos los rastros de Aguas les cayó la revisión de la SAGARPA en busca de clembuterol y que los federales iban nada más a custodiar (no sea que una vaca loca le disparara a algún químico de la SAGARPA). Todavía no sé cómo interpretarlo. Por cierto, con tanto lío, llegué dos minutos tarde, shalalá.

libre de odio (creo)

Lo del otro día no fue una declaración de guerra, tampoco fue un "tírome para que me levanten"... fue, tal cual, el producto de una catarsis. Justo ahora (y espero que no sea sólo ahora) puedo declararme libre de odio (que no de sodio). El ejercicio sacado de la manga funcionó (por si a alguien le interesaba saberlo, ja ja) y he de confesar que me siento liberada. Por eso escribo estas tonteras en clave que no tienen mucho sentido aquí publicadas, pero que resignifican mucho en mí. Libre de odio al fin, aunque no del todo libre de dolor... como sea, un gran paso.

miércoles, mayo 28, 2008

jueves, mayo 22, 2008

me voy, ahí se quedan...

Se acabó. Han sido muchos años de arrastrar sus sombras. Veo sus caras en las cosas que no me pertenecen, sus historias casi de mártires me retumban en la cabeza, sus mentiras me dan asco, sus usos y costumbres me lastiman... y hoy, con el dolor que deja sin palabras y humedece los ojos, decidí hacer caso del consejo de Frank y soltar las sombras... por los años de invasiones reiteradas, por la competencia, por la cizaña, por el falso cariño, por la burla, por la indiferencia, por la doble cara, por la llamada que me dejó claro que nada podía esperar, por los dimes y diretes a mis espaldas, por la falta de respeto a los que amo, por las flores que me dejaron claro que no soy del círculo, por el veneno, por el silencio... por todo, bye, me voy, que mi vida sigue, ahí se quedan.

Corte informativo: Ninguna de estas palabras es para los amables dos o tres lectores de este blog. Es más bien parte de una catarsis. Es de esas partes de mi vida que a nadie le importan y que no tendrían que ser narradas aquí; pero dado que no puedo decir las cosas cara a cara, me conformo con lanzarlas al aire.


the vegetable orchestra



Me encantó The Vienna Vegetable Orchestra, ¿a ustedes?

miércoles, mayo 21, 2008

ni idea

Ni idea de cómo te colaste en mi agenda, de cómo te ganaste mi confianza, de cómo me divierte estar contigo.
Ni idea de cómo te colaste en mis pensamientos, en mi vida... pero lo hiciste.

martes, mayo 20, 2008

todo se ve tan distinto después de dormir

Regresado he, después de semanas, de intensas jornadas frente a la lap y días de llegar al trabajo con cara de "me dormí hace un ratito", de agenda llena y miles de post it con pendientes, de carreteras y encuentros (y reencuentros), de Aguascalientes y escalas mínimas en la Feria, de Guadalajara y fin de semestre y coloquio, de Monterrey y el tejido de redes, de San Luis y una ceremonia emotiva, de sentir que regreso al origen y a la vez que el futuro se asoma, de recordar que no todo México es territorio Telcel y empezar a tararear esa canción de Chente que no me gusta y que he escuchado enemil veces en todos lados, porque hasta a un par de cantantes de restaurante les ha dado por plantarse frente a mí a cantar: "te miré, con tu melena al viento y tu mirar... estos celos me hacen daño, me enloquecen, jamás aprenderé a vivir sin ti, lo peor es que muy tarde comprendí, sí, sí, contigo tenía todo y lo perdí". Shalalá. Como sea, todo es distinto cuando se ha dormido entre seis y diez horas diarias... eso no ocurre siempre.

martes, abril 22, 2008

irreversible


Por un momento, regresé a los 80 y me senté otra vez en el sillón largo de la casa de Aurora; casi vi a mi papá sentado ahí mientras yo, aún bebé, trepaba por su brazo; el jardín donde jugaba con Rocío (mi primera amiga) sigue ahí y ella otra vez me regaló, a mis 26 como cuando tenía 5, plumas de colores; fue emotivo para todas: para Aurora y Rocío, para mi mamá y yo. Y fue triste pensar que lo que nos llevó a mi mamá y a mí de regreso a esa casa fue saber gravemente enferma a la mamá de Aurora, que fue durante muchos años la mejor amiga de mi papá (con todos los celos que eso me causaba). Mi papá ya se fue, su amiga ya casi se va (aunque suene duro); Aurora, Rocío, mi mamá y yo compartimos de algún modo esa historia y compartimos, sobre todo, las viejas historias, las que parecen recrearse en cada rincón.
Escribo con los ojos húmedos, luego de que la felicidad del reencuentro y del recuerdo se entretejió con el dolor de la enfermedad y la muerte. Al final de cuentas, ¿de qué, si no de esos extraños entretejimientos, está construida la vida?

domingo, abril 20, 2008

el cuaderno verde


Las memorias de mi papá fueron escritas durante años en un viejo cuaderno de pastas verdes. Siempre con tinta azul, por algún motivo que nunca conocí. No se trata de un diario, sino de notas de lo que alguna vez consideró relevante. Tantos momentos, tanta felicidad, tanto dolor... tanto quedó registrado ahí, a veces con detalles, a veces sin ellos, a veces las letras dicen mucho más de lo que dicen, como en el párrafo de letras débiles y chuecas hechas por una mano que temblaba segundos después de saber que durante meses se le ocultó una noticia importante.

Este cuaderno verde que he defendido y conservado fue, extrañamente (o a lo mejor ni tan extrañamente) la inspiración principal para investigar sobre la memoria, pero no en cuadernos verdes, sino en blogs autobiográficos. Y heme aquí, en una carrera contra reloj, de la que (espero) pronto tendrán noticias... sobre todo acá.

viernes, abril 11, 2008

paulinho do brasil

Por ser un niñito aunque pases de los 30,
por aguantar cuando nos burlamos de tu mal español (sempre sempre),
por enseñarme portugués,
por identificarte con mi foto de la vía del tren,
por tantas tardes de chal,
por imitarme cada vez que puedes,
por contar las veces que decía "shalalá",
por jugar a las luchitas conmigo,
por hacer el escándalo de la vida cuando una uña mía se incrustó en tu brazo,
por ensuciar mis lentes (cochino),
por preocuparte por mí,
por contestar el teléfono a las 6 de la mañana,
por llevarme a Zapopan,
por tu facilidad para pasar de la discusión teórica profunda al más profundo chisme y viceversa,
por la documentación en pdf en n idiomas,
por el artículo en francés que se cobraba en euros,
por interrumpir mi asesoría de tesis para saludar
y por supuesto,
por limpiar mi brazo cuando me cagó un pajarito,
por dejar correr mis lágrimas e ir al fondo de mis broncas,
por ver más allá de lo que digo,
por estar siempre,
porque me has dado tanto de ti,
gracias, Paulo.

sábado, abril 05, 2008

señor director shcajmfojsdmfwot

Platicando con Giovanni, recordé uno de mis osos en primaria. Resulta que cuando estaba en 1er. grado, mi maestra reconoció mi talento para declamar (que se ha extraviado, ya no declamo) y me incluyó en el programa de un festivalito cucho que le organizaron al director de la primaria, por su cumpleaños. La maestra decidió que yo debía llegar al micrófono, hacer una dedicatoria al director (ja, como si fuera espontánea) y luego declamar; así que me presentaron, me instalé frente al micrófono y dije "señor director...", y se me olvidó el nombre del tipo, pero no iba a perder la seguridad así como así, ni me iba a regresar a mi sillita sin terminar mi participación, así que hice una boruca simulando que era el nombre del director (y esperando que nadie se diera cuenta... ja ja ja, error), omití la dedicatoria y pasé a hacer una magnífica declamación. Cuando regresé a mi lugar, mis compañerillos y maestros y hasta la familia del director morían de la risa y eso de "señor director shcajmfojsdmfwot" fue el chiste local durante varios meses... pero eso sí, me felicitaron por mi participación, quesque muy buena y quesque cuánta seguridad para tener 5 años y demás.

jueves, abril 03, 2008

deadlines, deadlines, deadlines

Gracias a Marco, me asomé a PhD Comics y aparte de dejar ahí muchos valiosos minutos, he de confesar que me sentí fuertemente identificada con muchas de las tiras, como con ésta.

miércoles, abril 02, 2008

ya está el cafecito

He aquí el cafecito de marzo-abril (no es bimensual, pero ni haciéndole al súper-héroe alcanzaba a salir el número de marzo)...

de "intelectualidá", egos y fut

He de confesar que cuando lo anunciaron no lo podía creer: Joserra en Televisa, aunque fuera sólo como invitado en el programa de Denisse Maerker, era algo como para sorprenderse. En fin, por primera vez vi a Denisse perder el control de su propio programa, en medio de Joserra, Javier Alarcón (ambos acostumbrados a ser los titulares de sus programas, dejaron ver egos más grandes que el de Hugo Sánchez, en torno a quien giraba la discusión) y Carlos Monsiváis, que con calma y como discretamente les dio en la torre a todos una y otra vez. Sobra decirlo, Monsiváis me fascinó; si eso hubiera sido un partido de fut, los goles, sin duda, serían del representante de la "intelectualidá" en la discusión futbolera.


martes, abril 01, 2008

en mar abierto

Para Arlette, porque "es complicado", pero tras las casas en ruinas queda mucha vida.
Para Sylvia, porque igual saltas, con o sin red.
Para Carlos, por la transformación y por el encuentro con la "estabilidá".
Y, aprovechando el viaje, para mí, nomás porque me gustó.


"Somos como unos marineros que deben reconstruir su nave en mar abierto [...] Ellos pueden usar la madera de la vieja estructura para modificar el esqueleto y la cubierta de la embarcación, pero no pueden llevarla al dique para reconstruirla desde el principio. Durante su trabajo se mantiene sobre la vieja estructura y luchan contra borrascas y olas de tempestad".

Es la metáfora náutica de Otto Neurath, según sé, su metáfora era para explicar que el conocimiento no se construye en el vacío, no sobre una tabla rasa, sino sobre lo que ya había. La vida igual, creo.

martes, marzo 25, 2008

invisible a los ojos

Las dos semanas más recientes han sido rete-harto-juertes. Encomiendas salidas de la nada (¿existirá la nada?), regresos (pero no del todo), reencuentros, desencuentros, dudas, cansancio, respuestas (muchas respuestas, hasta dos que tres que responden a preguntas no formuladas), lazos rotos, abismos, lazos invisibles que no se han roto, lágrimas y sonrisas, un deseo cumplido, un horizonte, despedidas, dos que tres berrinches, muchas esperanzas y más preguntas. Algo de mí se murió en estos días. Algo también resucitó. Y heme aquí, todavía, en mi propio caminito de Emaús.

miércoles, marzo 19, 2008

cómo te va, mi amor... amigo

Tantos años, tanto ha pasado y de nuevo me hace sonreír saber de ti y platicar contigo, aunque sea de todo y a la vez de nada. Me hace sonreír, pero es otra sonrisa, no es la sonrisa ilusionada de mis 22 y tampoco es la sonrisa falsa que te di a los 23, cuando escondí un par de lagrimitas atrás de unos lentes oscuros quesque muy fashion. No es posible olvidar, no para mí, pero sí querer de otra manera. Ya puedo pensar en aquellos topes y morirme de la risa, pensar que cuando más necesité estuviste al lado y me diste grandes dosis de la prudencia y la serenidad que te sobra y me falta, pensar tanto sin que me duela. Vaya sorpresa, redescubrirte como amigo ha sido genial.

miércoles, marzo 12, 2008

dulcissime



Una parte del final de Carmina Burana de Carl Orff.
Kathleen Battle, Thomas Allen, el Coro Shin yu-kai y la Filarmónica de Berlín, dirigidos por Seiji Ozawa.

Sobra decir que me encanta, me enloquece y me saca lagrimitas.

domingo, febrero 24, 2008

me parece que vi un lindo vestido... continuación

Ya me reclamaron dos que tres personas por la falta de seriedad de mi post anterior y al menos uno me preguntó desde cuándo critico los vestidos en vez del premio Oscar como tal. En fin, cinematográficamente, no confío en el Oscar y sólo he estado pegada al sillón cuando han estado nominados El señor de los anillos (las tres veces) y El laberinto del fauno. Esta vez, lo confieso, fue la primera vez que me instalé casi exclusivamente a contemplar vestidos, ya que ni siquiera he visto las películas nominadas.

En fin, continuando mi post anterior, vaya que el modelito de sólo un tirante fue socorrido, aquí más pruebas, con Diane Lane en café y Katherine Heigl y Anne Hathaway en rojo.






me parece que vi un lindo vestido...

O más bien, varios lindos vestidos que me recuerdan algo (ya verán). Como que el modelito, en negro, fue muy socorrido en la entrega de los premios Oscar 2008.

De entrada, Amy Ryan.
Similar al de Amy, pero con detalles diferentes, el de Hilary Swank.
Y, por si algo faltara, el de Olivia Thirlby.
Cof cof, un modelito como los anteriores, fue alegremente usado por Dorix (sí, yo) en la brillante ceremonia de graduación de Comunicación Medios Masivos, de la Universidad Autónoma de Aguascalientes... en 2004.
Y no es nomás que su servilleta tenga por costumbre adelantarse a la moda, en realidad ese vestido medio se lo copié a Christina Ricci, después de verla en la entrega de los Globos de Oro precisamente en 2004.
O sea, ¿qué onda con la moda en esta entrega?

lunes, febrero 11, 2008

konnichi wa

Corte informativo: Aún existo y pronto volveré a postear.

lunes, enero 28, 2008

por la calzada de Emaús

Caminé sin saber bien a bien lo que iba a encontrar. Mientras bajaba los cientos de escalones vi que cada quién bajaba a su propio ritmo, unos cual si fuera carrera de velocidad, otros como si fuera una labor poquito menos que imposible, otros respirando tranquilos y platicando y disfrutando de la vista, una vista verde y hermosa para donde se dirigiera la mirada. Seguía bajando y el agua no se asomaba por ningún lado, pero aseguraba su existencia haciendo ruido... se oye y no se ve, qué loco. Y, en algún momento, las fuerzas parecían ser menos y el agua se seguía escuchando, pero seguía sin poderse ver. Y me pregunté si tenía sentido bajar, como idiota, tantos escalones y dejar media vida ahí por una cascada que nomás no se veía; pero no dejé de bajar. Y la recompensa fue tan grande que no cabe en descripción alguna, la palabra "belleza" se queda corta, "paz" también, incluso "plenitud". Y creí que valió la pena todo, el cansancio, las dudas, por llegar a ese lugar que le hace honor a su nombre: Puente de Dios, en la Huasteca Potosina. Ha sido, por mucho, una de las experiencias más intensas de mi vida. Y es, en este momento, una metáfora perfecta para explicarme la fe de algún modo.




Y todo esto tiene que ver con un par de crónicas que he leído varias veces en este día, las dos se refieren a las peregrinaciones a la Virgen de San Juan, pero tocan (y tocan fuerte) la experiencia personal de la fe; las dos, Tazy y Pillo se confiesan como no religiosas, pero su fe, que no viene de templos, sino de fuera (y que se expresa afuera) me movió, me cae que me movió.

"Hoy Dios me habló", dice Pillo (la que repartió agua a los peregrinos), "no se abrió el cielo, ni se escucharon querubines, fue algo más sutil, como ver durante 2 horas de carretera una procesión de gente multicolor caminando, portando una imagen tal vez sin significado para muchos, pero hoy comprendí que no es la imagen, es lo que representa para ellos esa imagen, confirmé que no necesito de una iglesia ni una sotana para oírle, le dije que yo también camino, mi propio camino de San Juan". Y Tazy (la que repartió naranjas), dice: "Cómo me gustaría tener la misma fe que ellos [los peregrinos]". Y agrega: "No les ofrezco mucha fe, pero sí buena voluntad. Ojalá eso sirva. Ojalá algún día vuelva a creer en todas esas cosas que ya no considero importantes".

Y a mí, cómo me gustaría ver obras de ese tamaño en los que juran(juramos) que son(somos) creyentes, cómo me gustaría escuchar/leer experiencias así de profundas entre los que hacemos polilla en los templos, cómo me gustaría que el Dios-amor que predicamos dejara de ser palabras y se viviera un poquito y que dejáramos de buscar a Dios en lo extraordinario y lo encontráramos en lo ordinario del día-a-día (que a veces es más extraordinario). La Iglesia Católica, me parece, no está respondiendo a las necesidades de la gente hoy; y hablo de la Iglesia como estructura y como complejo, porque en estricto sentido, la Iglesia somos todos. Muchas veces he tenido la impresión de que la jerarquía se marea en el poder y muchos grupos se marean en la rutina y, mientras tanto, la vida sigue girando. Y lo digo como alguien "de dentro", como la católica atípica que soy, la niña rechazada por las monjas de cierto colegio porque mis papás vivían en unión libre (aunque todas, o casi todas, las uniones son libres), la adolescente que se volvió no creyente (no creía en la Iglesia y tampoco en Dios), la joven que redescubrió un Dios-amigo en la misma religión de la que huía y dedicó ocho años de su vida a Pastoral Juvenil, la cuasi adulta contemporánea que conserva los usos y costumbres de media vida, de filtrar la fe en la razón y la razón en la fe (¿quién dijo que razón y fe tienen siempre que estar peleadas?). Lo digo y lo sostengo, cómo quisiéramos dentro una fe como la de fuera. Y estoy convencida de que está, dentro y fuera, y que igual que los discípulos de Emaús (Lc 24,13-35), caminamos con Dios y a veces ni lo vemos.

domingo, enero 27, 2008

viernes, enero 25, 2008

bobadas de tarde de jueves

Estaba yo alegremente en el salón, leyendo en el programa de Proyecto de tesis II: "no se permiten celulares". Como la alumna linda y respetuosa que a veces soy, extendí la mano para buscar el celular en la bolsa y ponerlo en silencio y... plop, la bolsa no estaba colgada de la silla... y tampoco en el piso ni en las mesas ni en otro lugar. Ahí sí me entró la paranoia, yo nunca suelto mi bolsa y recordaba perfecto que la traía colgada, aunque Eugenio me decía que no, que cuando nos encontramos en el edificio y nos dirigimos al salón, no la traía. ¡Susto! Corrí entonces a la banquita donde estuvimos antes y nada. Subí de golpe los tres pisos para llegar a la salita donde estuve antes y nada, tampoco ahí estaba. Ni en los pasillos, ni en las escaleras, tampoco en el elevador. Y mientras iba de regreso a la planta baja pensando si sería más conveniente preguntar a un vigilante o pedir prestado un celular para marcarme y ver dónde sonaba el mío, la sonora vocecilla de María Martha dando clase me hizo voltear hacia el salón donde estaba ella con todos sus atentos pupilos y, ¡oh, sorpresa!, en la orillita de una mesa, a menos de un metro de la puerta, estaba estratégicamente colocada, reluciente y casi diciendo "ven ven", mi bolsa extraviada. Entré en silencio por ella y todos gritaron "¡ay, Doris!", porque resulta que ni ellos sabían que era mía, llegó ahí porque un itesiano angelical que iba pasando vio la bolsa tirada y entró al salón a preguntar si alguien la había olvidado... y nadie. Y quesque Karina dijo que tal vez era mía y todo mundo le dijo que no, que yo solía usar bolsas poquito más grandes. Como sea, he aquí la historia de cómo mi bolsa regresó a mí (porque la historia de cómo fue abandonada no la sé, ni cuenta me di).

dos semanas de odio contra Santander-Serfín

Alguien-cuyo-nombre-no-recuerdo: ¿Me podría comunicar con el señor papá-de-doris-fallecido-en-2003?

(Corte informativo: se han recibido aproximadamente 34 llamadas de gente de Santander-Serfín buscando a mi papá para ofrecerle tarjetas de crédito. Se ha pasado de la respuesta medianamente amable "el señor falleció", a "¿qué parte del 'no lo van a encontrar' no queda clara?" y después a "el nuevo domicilio del señor es el panteón, pero ahí no puede tomar llamadas", así que era momento de algo más juertecito)

Dorix: ¿Cómo te llamas y de dónde llamas?

Alguien...: Fulanito de Tal, de Santander-Serfín...

Dorix: Bueno, Fulanito, tú y Santander van y chingan a su madre y se guardan el teléfono donde les quepa. ¿Todo claro?

Alguien...: OK, gracias.

O sea, ya sé que en algo tienen que trabajar los que se dedican a eso, pero qué pinche afán de seguir llamando, de no entender respuestas y hasta de ser groseros... fue una sopa de su propio chocolate.

Y no, no me salvé de que llamen entre una y tres veces por día. Veré, legalmente, qué se puede hacer. Mientras tanto, declaro dos semanas de odio (como en 1984) contra Santander-Serfín.

Y, de paso, dos semanas más de odio contra BBVA Bancomer y su política discriminatoria contra los usuarios del banco que no tienen cuenta en el mismo; que no vengan con el cuento de que el banco prefiere a sus clientes, eso es un ejercicio de discriminación y es una burla. Y vaya que nos hemos quejado tanto mi ma como yo con gerentes y en servicios al cliente y nos mandan por un tubo, neta que si por mí fuera ya habría cancelado mis cuentas de ese cochino banco, pero pus como una fue abierta por CONACYT pues no hay opción, shalalá.

domingo, enero 20, 2008

la advertencia se cumplió

No es que me acabe de enterar del retiro de Ana, es que estaba en la lista de los posts pendientes.
"Ya es definitivo mi retiro del deporte en México, se contempló la posibilidad de participar independiente en los Juegos Olímpicos pero mi ilusión es participar por mi país... No me hacía participando en unos JO de blanco".

"Muchas cosas que me ilusionaban me han decepcionado, amigos, pseudoamigos, personas que nos iban a ayudar y las cosas siguen exactamente en el mismo lugar pero no hay solución, una falta administrativa al mero estilo del sistema".

"Me encuentro totalmente sola, es un desgaste y no le veo llegar ningún fin positivo... Toqué todas las puertas y no hubo ninguna opción".
Ana Guevara en El Universal

¿Será que cuando amenazó con retirarse si no cambiaban las condiciones en las instituciones nadie creyó que lo haría? ¿Será que importa más hacerse bolas con los nudos de poder que ver qué onda con el deporte mexicano (no con Ana, con todos)? ¿Será? ¿Qué será? Lo que sea, qué triste.

viernes, enero 18, 2008

sale, bye

Ayer me escuché decirle a mi estilista que tal vez me iba a arrepentir de convertir mi ya casi larga cabellera de tinte castaño rojizo y raíces negras en una melenilla casi de príncipe valiente, pero que no había otro modo de sacar toda la orzuela que se instaló en estas vacaciones. Me escuché y me puse a divagar. Tal vez no haya otro modo de sacar todas las cosas que me están haciendo ruido que hacerles frente y decirles "sale, bye".

tres razones para tirarse al piso a llorar

"El tiempo no fue tiempo entre nosotros" y el tiempo parece que no pasa y sí pasa y las broncas, aunque pongas cara de "nada pasa" y aunque digas "te quiero", no se resuelven solas. No se trata de resucitar historias, sino de no arrastrarlas. Habla ya o calla para siempre.

*

Odio que estés en todos lados. Odio haberte conocido por un amigo que también era tu amigo. Odio que traiciones y muevas hilos de títeres y metas la nariz en todo. Odio el horror.

*

Lo único que me faltaba era que me mintieras y que me dejaras pensando si acaso será verdad.

habla Aristegui

"Todo parece indicar que hay quien pidió mi cabeza y hay quien la cedió. Hay autores materiales y autores intelectuales en esta historia".

"Es evidente que este evento detona una circunstancia de agravios múltiples, acumulados, recientes, firmemente vinculados a la tarea de los medios".

"Me ha sorprendido la reacción, me rebasa, me trasciende. El tema no soy yo. No tiene que ver únicamente con el hecho de que me quitaron el programa que yo oía. Tiene que ver con la cancelación de un espacio en momentos en que los medios de comunicación han vivido situaciones muy criticables y le deben a sus audiencias explicaciones".


Carmen Aristegui en Proceso 1628, 13 de enero de 2008

miércoles, enero 16, 2008

y sí...

Literatura y realidad
José Emilio Pacheco

El tremendismo de la realidad,
su incurable tendencia
al melodrama y a lo absurdo.

La realidad es psicópata:
jamás se compadece de sus víctimas.
Hace trampa al jugar con la esperanza.

Todo lo escribe mal con letras chuecas
llenas de errores de sintaxis.
Ignora el ritmo, el tono, la armonía,
confunde los papeles asignados,
olvida lo que dijo en la otra página.

Debería entrar en un taller literario,
aprender cuando menos rudimentos
de verosimilitud, coherencia y orden.

Sin embargo posee en alto grado
una virtud artística suprema:
no se repite nunca,
siempre es nueva,
siempre nos deja con la boca abierta.


En Nexos 361, enero 2008.

¿así o más?

Creí que no había peor acoplamiento de palabras que "mas sin embargo". ¡Error! El domingo escuché a un sacerdote decir "pero mas sin embargo". Y lo dijo como cinco veces en una homilía de 15 minutos. Grrrrrrr.

del baúl de los recuerdos...

Hurgando en blogs ajenos, me encontré con la nota y las fotos de Corte y nos vamos, un encuentro de cine que organizó La Flaca el año pasado en Casa Serrano, en Lagos de Moreno.

Aquí Ricardo (el grandote, peloncito, de lentes), en el panel sobre exhibición y distribución.
Acá estamos varios en un panel sobre públicos cinematográficos.
Y a la salida de ese panel, la foto del recuerdo: Jaime Krauze, yo (Dorix), Hafid, Antonio, Oscar y Omar.
Las fotos fueron secuestradas de loshijosdelceluloide, de la autoría de La Flaca o de una amiga suya cuyo nombre no recuerdo, pero que me cayó re bien.

5 segundos de cuasi fama

¿Quién dice que Dorix no ha estado en portada de alguna importante publicación? He aquí la prueba de que mi cuerpecillo estuvo alguna ni más ni menos que en la portada del programa de Deporte y Salud del ITESO, aunque sea en segundo plano y no se me vea la cara (qué bueno), sino sólo el cabello, mis inconfundibles orejas (no soy la hermana de Dumbo y tampoco del Shocker, ¿eh?), una parte de la espalda y las piernas, ah, y por supuesto, los pies color leche.

martes, enero 15, 2008

ni siendo malos alumnos...

Para Memes...
Quién iba pensar que pensé en ti todos estos días y no me digné a llamarte. Y cuando supe cómo y dónde estabas, me dije 80 veces que soy una tonta, que las llamadas no se postergan.
Que te recuperes pronto. Un abrazo.


Nada dos veces
Wislawa Szymborska
Traducción de Gerardo Beltrán


Nada sucede dos veces
ni va a suceder, por eso
sin experiencia nacemos,
sin rutina moriremos.

En esta escuela del mundo
ni siendo malos alumnos
repetiremos un año,
un invierno, un verano.

No es el mismo ningún día,
no hay dos noches parecidas,
igual mirada en los ojos,
dos besos que se repitan.

Ayer mientras que tu nombre
en voz alta pronunciaban
sentí como si una rosa
cayera por la ventana.

Ahora que estamos juntos,
vuelvo la cara hacia el muro.
¿Rosa? ¿Cómo es la rosa?
¿Como una flor o una piedra?

Dime por qué, mala hora,
con miedo inútil te mezclas.
Eres y por eso pasas.
Pasas, por eso eres bella.

Medio abrazados, sonrientes,
buscaremos la cordura,
aun siendo tan diferentes
cual dos gotas de agua pura.

que me disculpe el tiempo...

Cómo te explico que el tiempo pasa y los lugares cambian, que podemos no vernos en muchos meses y de todos modos sé que estás y que cuando te veo siempre logras hacerme reír (aunque en tu conversación salgan esos dos nombres cada tres minutos) y siempre sacas mi lado más cínico (remember, ni me asusto ni caigo) y varias veces, incluso, mi lado agresivo (saludos, Lupita). No hay modo, porque para decir que eres mi amigo (y uno de los grandes) no alcanzan las palabras*.

He de confesar que me agrada el nuevo Justes (aplausos, lo cumplí, esta vez no está en clave), aunque de nuevo no tienes mucho, sin duda hueles mejor, pero, vaya, usadón estás (decir que eres de medio uso, corazón, se queda corto) y cada vez más viejo también (para qué nos hacemos, los años no perdonan). Y me agrada porque el corazoncillo se conserva (aunque alguien me preguntó una vez si acaso tienes corazón, bueno, me han preguntado eso y más de ti, pareces rockstar) y la mente brillante también. Y porque lo que hemos compartido, amigo mío, no se borra. Diría la Szymborska, "que me disculpe el tiempo por el mucho mundo pasado por alto a cada segundo".


* Nota para alguien que igual y se asoma por aquí en busca de evidencias: no tendría por qué decirte que si bien está en mi lista de amigos, no está en mi lista de amores, ni pasados ni futuros, pero lo aclaro por si acaso te has hecho telarañas mentales. Y, por cierto, no acostumbro contestar llamadas a las 3 de la mañana.

jueves, enero 10, 2008

el desplome

Va a empezar a llover. Una vida se desmorona. Y el dolor, ajeno que se hace propio, cala hasta los huesos. Y el amor eterno de otros mueve el piso. Y que la vida no se acaba con la muerte, eso lo tengo claro. Y que de mis ojos llueve... ni hablar. Y la tarde se hace negra.

yo ya no sé si he perdido la razón

Crucé la calle por inercia y llegué a unos escalones que llevan a un jardín. Pensé de repente en San Miguel de Allende y las calles empedradas y el cielo entre los árboles y tu voz. Y extrañé tanto esos ojos, tus ojos. Y tus manos. Hoy sólo necesito un abrazo tuyo y llorar con la cara hundida en tu hombro y que no me digas nada. Llorar y saber que estás ahí, como siempre. Llorar y contarte que hoy me desplomé viviendo el dolor de otros y resucitando el mío. No te lo tengo que contar, me conoces. Sólo necesito caminar contigo, por inercia, en calles y jardines y hablar de todo y de nada y mirar el cielo a través de las copas de los árboles y olvidar tanto. Olvidar, por ejemplo, que alguna vez perdí la cabeza por tu amor.

eo

¿Existe amor más grande que el que se sabe interrumpido y de todos modos está siempre disponible?

contigo en la distancia

Un beso. Sólo un beso. Y me hiciste el día.

miércoles, enero 09, 2008

el hobbit


En verano, cuando leí este libro, casi muero de risa con el legado que alguien dejo en esta página: un intento de traducción.
Hace unos días, casi muero de gusto al ver en el periódico que es muy probable que Guillermo del Toro dirija El Hobbit, bajo la producción de Peter Jackson.

lunes, enero 07, 2008

enchanted

He de confesar que cuando vi cortos y carteles de Encantada (Enchanted) no se me antojaba en lo más mínimo (ni siquiera por Patrick Dempsey, bueno, sí, por él sí se me antojaba mínimamente), pero ya que Ricardo me contó tanto, me armé de valor y fui... y plop, que encantada quedé.

El vestidote de pastel de Giselle, la carita de tarugo de Dempsey (¿cómo se llama su personaje?), las ratas de Nueva York, los mariachis en Central Park, el "sin cantar", la otra versión de Caperucita y el Lobo Feroz, la bruja Narissa (qué bruja, ¡viva Susan Sarandon!), eso que es mejor que un hada madrina, el príncipe tan idealista como tarado, la ironía... me hizo feliz todo.


A propósito de la bruja Narissa, qué bien está, esos ojotes se me hacían conocidos, pero cuando me di cuenta que era Susan Sarandon no lo podía creer.

Caro: yo quiero estar como la Sarandon cuando tenga su edad...

Dorix: yo quiero estar como la Sarandon cuando tenga la mitad de su edad...

Es que, qué impresión, se ve impresionante en look de bruja Narissa.

A propósito de Patrick Dempsey, tiene razón Ricardo, hace papel de menso, aunque como bien dijo Mónica, "¿qué no son todos los hombres unos mensos?"

Y repite la secuencia de caras de McDreamy en Grey's anatomy. Nada más vean la escena de la fiesta en el Seattle Grace Hospital en Grey's anatomy, cuando Meredith llega muy mona de vestido negro, con Finn (¿o Fynn?) y Derek se queda en el pasme viéndola; y vean después la escena de Encantada donde Giselle y su príncipe Edward llegan al baile y como-sea-que-se-llame-el-personaje-de-Dempsey ignora a su novia (que, por cierto, tiene más nariz que yo, qué impresión) y se queda como tarado viendo a Giselle. Pero eso sí, Dempsey es Dempsey, ya quisiéramos que todos los hombres mensos estuvieran como él, ja ja ja... ¿No me lo podrán enviar por mensajería? (nota pa' mí: verlo ahí de pie en la sala, cuando quesque iba a pedir un taxi para Giselle, me recordó tanto tanto a... alguien cuyo nombre omitiré).

Por cierto, que para ser película de Disney, me parece perversa... y estoy hablando de perversa en el sentido perverso del término, ¿qué onda con la lengua de la bruja Narissa?, luego yo casi grito "¡swingers!" a la hora del cambio de parejas en el baile y... mejor ya no le sigo. El punto es que sí, me gustó.

tiempo líquido

El tiempo pasa y mi percepción de él se desdibuja. No sé en qué momento ha pasado tanto tiempo. No sé por qué no me alcanza para todo lo que tengo que hacer, para lo que quiero hacer (que no suene a imposiciones, sino a convicciones). De pronto, veo que ya pasó la primera cuarta parte del primer mes de este bonito 2008... y que mis vacaciones se hacen cortitas, muy cortitas... y que la lista de pendientes se va haciendo más grande. ¿Propósitos? Naaaaa, yo ya no hago propósitos de año nuevo, lo que no quiere decir que nunca haga propósitos, los hago, sí, pero con otros tiempos, unos a corto cortísimo plazo, otros a muy largo plazo, pero nunca más los de año nuevo. A decir verdad, no he cumplido los últimos que hice, cuando tenía 14 años, entre ellos estaba aprender a tocar el piano; tengo 26 y no, no me he dignado a estudiar piano, pero ya lo haré un día, espero que antes que la artritis ataque mis dedos. En fin, que los días de la agenda llena que entonces, a los 14, veía lejanos, llegaron hace ya varios años: agenda llena de compromisos (a veces empalmados), de deadlines, de todo. Y entre esos renglones de agenda, atiborrados de todo, el tiempo se escurre y el espacio también.

sábado, enero 05, 2008

dosmilsiete

Aunque creo que la vida no se mide en años, me encanta hacer recuento por años y he aquí el de dosmilsiete.

No necesitaba otro año para comprobar que mi mamá es la onda, pero lo sigo comprobando cada día. Tampoco necesitaba otro año para saber cuánto extraño a mi papá, y lo sigo extrañando cada día.

El equipo animal de casa se hizo más pequeño; dos de mis perros murieron, rucos, muy rucos; así que en el equipo quedan un perro, Gupy, y una gata, Justina.

Se registraron movimientos en el plano de la amistad, si ya en 2006 habían desaparecido muchos falsos amigos, en 2007 hubo grandes amigos que se difuminaron hasta quedar en casi nada, pero también grandes amigos que se hicieron más grandes. No sé, soy de la idea de que los amigos no siempre son para siempre, todos cambiamos, unos más que otros, y a veces, como todo, es mejor que quede en buen recuerdo que en mala costumbre. Eso me ha dado vueltas últimamente en esta mentecilla retorcida, la costumbre no es suficiente, ni siquiera la historia común es suficiente y me quedo en el pasme cuando no reconozco las otras caras o cuando no me reconozco en las otras caras. Y me pregunto si seré mala amiga o una muy boba que nunca vio las transformaciones. En fin, eso da para otro post.

Hubo más galanes que de costumbre, yo que me he dedicado a engordar y que presento unas ojeras más grandes que mi cara y que además conservo mis usos y costumbres de, en palabras de la Blue, tratar a los hombres con la punta del pie... y algunos de ellos que se empeñan en apuntarse, ¿masoquistas serán? Y de mi lado, sigo siendo una cosa muy rara, incapaz de asumir un compromiso, aunque sea ligero; por más que cierto incidente me movió el piso y muchos cuestionamientos hechos de mí para mí revolotearon, no he cambiado. Los cuestionamientos siguen y seguirán, seguro, pero prisa no hay por hacer grandes transformaciones.

Leí más, mucho más, he perdido la cuenta de cuánto he leído, casi puros rollos académicos que me hacen feliz, pero que me harían más feliz si hubiera más tiempo para apropiar cada texto. Y la lista de otros libros por leer sigue creciendo. Y el tiempo no da. Bua.

Fui poco al cine, pero vi más películas (cortesía de ETN, Primera Plus y Ómnibus de México), muchas, de hecho, que ni esperaba ver, que evité en el cine, onda El diablo viste a la moda (que me agradó) y Bandidas (que es malita, malita, pero me arrancó dos que tres carcajadas).

Me hicieron falta vacaciones, fui con mi mamá a pueblear por Michoacán al principio de 2007, pero después de eso, nada de vacaciones, sólo unos cuantos viajecillos de pisa y corre a varias ciudades.

No me enfermé, pero no salí ilesa, me lastimé un tendón de la mano jugando fut con la Justi y por ahí de octubre llegué a niveles extremos de cansancio.

No tengo canas nuevas y qué bueno, porque tampoco tengo mucho tiempo para retocarme la raíz del tinte.

Cocino mejor, ya hasta me atrevo a hacer dos que tres experimentos, parece que voy superando la etapa cocinar pegada a las recetas.

Ha sido un año no de carga completa de materias, sino de carga repleta, en la maestría; y ha sido también un año loco, de vivir en dos ciudades. Presenté por primera vez una ponencia en un congreso internacional. Y otra en un encuentro de cine.

Al principio del año reservé en mi agenda cuatro días de octubre, con lágrimas y todo tuve que tacharlos, snif snif.

El Cafecito se volvió, bueno, lo volví impuntual.

Y en el Dorixblog, cada vez menos posts: 238 en 2005, 219 en 2006 y apenas 202 en 2007, snif snif.

Algo más, el Facebook me ha resultado adictivo.

Y Dios (sí, Dios) se asoma cada instante.

En suma, pese a todo, he sido feliz feliz feliz. Amo mi vida.

La canción del año, por supuesto, Bonito de Jarabe de Palo.

martes, enero 01, 2008

notas de jornada intensa de producción académica

Dos noches sin dormir. 23 horas continuas en una vez. 30 horas continuas en la otra. Y no morí en el intento.

El reputísimo cable de la lap (primera vez que este bonito blog alberga la palabra "reputísimo", pero de veras me alteré) tuvo a bien atrofiarse en domingo por la mañana, con un avance de tesis, un artículo y un ensayo por terminar y enviar.

Ricardo se convirtió en alarma: "señorita, faltan 16 horas para la entrega del trabajo". Mil gracias, Ricardo.

La hora crítica de sueño, fue de la 1 a las 2 de la mañana. Después, como si nada.

La hora crítica de frío, fue de las 6 a las 7 de la mañana, me entumecí como pocas veces.

La primera vez que intenté ir a dormir (tras la jornada de 30 horas), llegaron cinco mensajes, cuatro llamadas y llegó mi mamá para comer. Se pospuso la siesta.

La segunda vez que intenté ir a dormir, Justina decidió sentarse a maullar al lado de mi cama... y después tuvo a bien rasguñar la ventana (con lo que me altera el ruido de uñas sobre vidrio)... y finalmente le dio por escalar el edredón. Cuando Justina se calmó, más mensajes. Y me daba flojera levantarme a buscar el celular. En algún momento dejé de oírlo. Cuando desperté, cuatro horas después, 14 mensajes y tres llamadas perdidas.