domingo, septiembre 30, 2007

otro extraño retorno de la pequeña Dorix

Días de intenso trabajo, noches de cuatro a seis horas (cuando iba bien), persecuciones dignas de una película chafa, rete hartas anécdotas curiosas (la maleta que quería independizarse, los resultados de un somero estudio empírico sobre los gustos exóticos de Dorix, y más), nivel máximo de cansancio físico y mental (más mental que físico, de hecho), un desfase de tres o más días respecto a la propia vida... Todo eso hubo en este mes que abandoné involuntariamente mi amado blog, pero volveré a postear pronto, muy pronto, en cuanto logre terminar el avance de tesis que era para el viernes, las catorce lecturas de esta semana, un abstract para ver si es chicle y pega, un ensayo, un reporte de actividades y un reporte de investigación... ah, y además, debo echar una siesta reparadora (aunque no me gusten las siestas, es justo y necesario), bañar al perro y a la gata, salir a vagar (pendientes tres cafés, una ida de compras y una ida al cine), volver al gym... grrrrrrrr, los días son demasiado breves para mis requerimientos.

1 comentario:

edesher dijo...

yo ya tome mi lugar, traje palomitas, refresco y a esperar... otro extraño retorno de dorix salazar je