domingo, junio 03, 2012

letras viajantes

El mundo es un pañuelo, eso ya lo sabemos todos. Como sea, obtuve otro poco de evidencia empírica para sustentar esa hipótesis, hace unos días. Sucede que Sfer organizó un intercambio poético bastante interesante. Me inscribí y recibí después los nombres y direcciones de las personas a las que debía enviar postales con poemas. Los destinos eran Madrid, Santiago y Aguascalientes. Y, de Aguascalientes, la destinataria es una gran amiga mía, Arlette. En fin, sí, el mundo es un pañuelo, Arlette ya recibió un poema con unos patos gordos, que tardaron semana y media en viajar por correo postal a un lugar bastante cercano de la misma ciudad.


Más fotos del intercambio acá.

2 comentarios:

Cronista Incidental dijo...

Qué maravilla. Empezando por la sonrisilla que se genera al saber que se recibirá algo mediante servicio postal.

DorisFM dijo...

Cosa muy extraña en estos días, casi tan extraña como responder un comentario tres meses y medio después.