lunes, abril 29, 2013

Soy una vieja amargada

Diré algo digno de la vieja amargada que soy: Me encantaría que las vacaciones duraran más tiempo, pero si he de soportar vecinitos lanzadores de bolas de beis que mágicamente aterrizan en mi balcón, mejor que se acaben mañana.

Bonus: Si, además, he de soportar los gritos de una de sus madres a la que no le pareció el sermón que les lancé, mejor que las vacaciones terminen ahora mismo.

5 comentarios:

Satpurkha Kaur dijo...

Uy! te entiendo! no creo que eso sea un comentario de persona amargada, es un comentario de persona con sentido común, pero en este país, hay muchos vecinos que no lo tienen!

DorisFM dijo...

A veces lo pienso, porque yo también fui niña y probablemente fui también latosa. De cualquier modo, me incomodó más la reacción de la mamá que la de los niños. En muchos casos, la edad no trae la madurez.

Satpurkha Kaur dijo...

Pues ahí está la clave: los papás y la educación que dan a sus hijos, precisamente en este momento, siendo casi las 10 de la noche, están una bola de chiquillos jugando ruidosamente frente a mi casa, me pregunto, ¿y los papás por qué no los mandan a dormir?

Concuerdo contigo, en muchos casos, la edad no trae la madurez.

DorisFM dijo...

Ni hablar. No suena tan descabellado el "niños, cuiden a sus papás".

emilio gallegos dijo...

Nada pues fatalle mucho en entrar aqui..Me encanta tus relatos. saludos ..