sábado, octubre 13, 2007

he dicho

No me gustan las casas donde hay libreros elegantísimos llenos de todo y vacíos de libros.
No me gustan las millonarias cuentas que compran todo, excepto la felicidad.
No me gustan los coches del año que llevan dentro gente vacía.
No me gusta la ropa de marca que cubre gente sin masa gris.
No me gustan los planteamientos intelectualoides que se hacen para restregar en otras caras una supuesta superioridad.
No me gustan los parientes que todavía no acaban de velar al muerto y ya están peleando por la herencia.
No me gustan los falsos amigos, ni aquellos que se olvidan de todo en cuanto les va mejor, tampoco los que retiran el habla sin previo aviso.
No me gusta que me adulen para conseguir favores.
No me gustan las poses de quienes se creen galanes.
No me gustan los celos ni las intenciones de poner etiquetas de propiedad.
No me gustan las flores ni los regalos costosos cuando son sólo para impresionar.
Quien quiera entender, que entienda.

2 comentarios:

Sette dijo...

uh...

el que tenga oídos, que oiga.

DorisFM dijo...

Pus sí. Y el que tenga ojos, que lea.