lunes, junio 19, 2006

papá y los restaurantes

A mi papá le gustaba el pescado frito. Y además, el pastel de chocolate y un buen tequila. A las meseras les gustaba mi papá, aunque a veces les daba miedo... como cuando les preguntaba si fueron a sembrar la cebada para hacer su cerveza o si ya habían ido a pescar, porque tardaban mucho. Le gustaba sentarse junto a las ventanas, que hubiera muchas plantas, que atendieran pronto y que la comida estuviera de-li-cio-sa... si no, no regresaba.

¡Feliz día del padre... hasta el cielo!

3 comentarios:

Laudanum dijo...

Don Luis, feliz día... y me saluda a todos los papás que ya andan por allá.

Besitos a Doris, siempre.

Monica dijo...

Todos los papas se hicieron con el mismo molde? Felicidades atrasadas a tu papa, y al mio, que seguramente juntos nos miran y cuidan desde el cielo.

lito dijo...

El recuerdo hace que todos aquellos seres queridos que se han ido sigan viviendo el día a día con nosotros. Cuando miro las fotos de seres queridos que se han ido creo entrever un estado de ánimo en sus ojos, unas veces están alegres, otras tristes, unas me felicitan, otras me reprueban, etc, pero sé que siguen a mi lado preocupándose de mí. ¡Felicidades para tu papá!