viernes, septiembre 02, 2011

110

En algún lugar existe un posible hijo de unos posibles padres que no han pensado tenerlo... peor tantito, ni siquiera lo han intentado y eso sí que es un vil desperdicio. Ese lugar es la mentecilla retorcida de quien se ha propuesto a sí misma como madrina ñoña del tal vez ñoño hijo de los muy ñoños posibles padres y ya hasta ha elegido los Converse que le comprará al chamaco. En ese lugar está bien el hijo imaginado, porque en la vida real no existirá, al menos durante los próximos cuatro años... o tal vez nunca. Como sea, la tarde de las revelaciones en vivo, seguida de una noche de revelaciones vía WhatsApp, fue maravillosa... casi tanto como esta silla de La Nacional: "Yo no me creo la Divina Garza. ¡Yo soy la Divina Garza!"

2 comentarios:

karibbb dijo...

simplemente genial!!!!!!!

Por cierto, coincido con lo del desperdicio y me encantó la etiqueta "amiguis amiguis" jajaja

DorisFM dijo...

Bububu, apenas vi tu comentario... meses después, cuando ya nos ha quedado claro el desperdicio.