jueves, julio 14, 2011

160

Un sablazo a mi cartera marcó el inicio de otra cuenta regresiva, en 27 días mi vida cambiará; aunque esto es una ilusión para amortiguar la espera, porque en sentido estricto, mi vida cambia todos los días. Como sea, Guadalajara me hace muy feliz, allá todo es verde y lluvioso. La Estación de Lulio se ha vuelto el escenario perfecto para el chisme, siempre es divertido discutir de memorias e ilusiones al calor de los paninos y limonadas.

Por lo demás, para mí sigue siendo un misterio quién elige las películas en los camiones. Esta vez, mi regreso fue acompañado por My sassy girl. Me resulta muy cursi la historia de los que (¡alerta, spoilers!) estaban destinados a conocerse desde el principio, pero se conocen de otro modo y, cuando parecía que no se iban a volver a ver, resulta que siempre sí. Como sea, soy fan del personaje de la chica, está loca, pero es adorable y dice reti-hartas cosas profundas, como ésta: "We have to stay alive, because we have to see how the story ends". Yo no creo tanto en el destino, creo que mucho de lo que somos o no somos, es producto de nuestras decisiones, aunado a circunstancias que no son de nuestra propia elección (ash, ya quiero recitar la teoría de la estructuración de Giddens).

4 comentarios:

LUDA dijo...

ahora tendré qué ver esa película, nomás porque la chica y yo decimos lo mismo ¿qué tiene de loco eso?

DorisFM dijo...

Tienes que verla para descubrir cuan loca es.

Tony Valderrama dijo...

Pese a los golpeas a tu cartera, estoy contento de tenerte de nuevo por estas tierras tapatías.

Cuídate :)

DorisFM dijo...

Yo también, Tony :D